El Armisticio

Posted By Kidsinco
Categorized Under: 17 characters, Playscripts in Spanish
Comments Off on El Armisticio

Revolucion Mexicana, el Armisticio

Los libretos de Kidsinco no estan a la venta, y no  deberan republicarse totalmente o parcialmente  en ningun otro sitio web, blog,  o foro Si desea compartir nuestros  guiones, por favor coloque un link/liga/vinculo hacia nuestra pagina web.

Favor de leer nuestras  Condiciones de Uso

 

EL ARMISTICIO

 

 PERSONAJES:

NARRADOR

VILLA

REVOLUCIONARIO 1

REVOLUCIONARIO 2

REVOLUCIONARIO 3

CORONEL

HUERTA

GENERAL BENJAMIN

VECINA 1

VECINA 2

GUARDIA 1 (CUARTEL) Y 2 (MEXICO)

TELEGRAFISTA SABINAS (MUJER)

TELEGRAFISTA MEXICO

PRESIDENTE MUNICIPAL

ACOMPANANTE

EUGENIO MARTINEZ

 

LIBRETO:

 

NARRADOR: Corria el año de 1920, los ultimos dias del mes de Julio, siendo presidente de la Republica Adolfo de la Huerta.  Mientras que las negociaciones para la rendicion de Francisco Villa anunciaban buenos resultados, el caudillo decidio trasladarse de Chihuahua a Coahuila, cruzando el desierto con toda su gente hasta llegar a las cercanias de Torreon.  De ahí continua su camino hasta llegar a Sabinas , Coahuila.

 

1ª. ESCENA – TOMA DEL CUARTEL

 

(Entrada de cabalgata hasta el campamento de izquierda a derecha.  Villa desde su caballo recorre y saluda al campamento, de inmediato se traslada al cuartel, acompanado por 4 jinetes y 7 soldados de infanteria, los cuales iniciaron al llegar al cuartel y sorprender al coronel.  Los federales se encuentran dentro del cuartel e inesperadamente entran los revolucionarios encanonandolos)

 

REVOLUCIONARIO 1: ¡No se muevan!. Somos gente de mi general Francisco Villa, toda la ciudad de Sabinas, esta rodeada.

 

REVOLUCIONARIO 2: Ya esta aquí mi General Francisco Villa.  ¡Viva Villa!.

 

REVOLUCIONARIO 3: Bajen las armas porque me los quebro…. Aqui mesmo.

 

(Uno de los soldados es herido al querer huir y cae resbalando por la ladera, villistas o,  mujeres del campamento los recogen y se lo llevan fuera del escenario)

 

CORONEL: Esta bien, bajen las armas.

 

VILLA: Coronel, toda la población esta ocupada por mi gente, no queremos hacerles daño, ni causarles ningun estropicio, nomas digale a su gente que se quede tranquila, si no quieren mas problemas, mmmm?, usted tiene 60 hombres, yo traigo mil.  Nomas queremos forraje, alimentos y caballos, heeee… y usted quedese tranquilo, porque si no me lo fusilo.

 

(Acomodo del campamento de la tropa.  La tropa sale por el lado izquierdo del escenario por el mismo lugar donde entraron para acomodárse al costado izquierdo del escenario donde habra pacas y se sentaron a festejar su llegada)

 

2ª. ESCENA –  PLATICA DE 2 VECINAS

 

(Se encuentran frente a la fachada de sus casas una esta barriendo y la otra sale a caminar y empiezan a platicar muy despistadamente y dejan de hacer sus labores al terminar corren tras la escenografia)

 

VECINA 1: Vecina, ¿ya supo que llego Pancho Villa?.

 

VECINA 2: Si, y según parece hubo un gran escandalo en el cuartel.  Pobres los de la guarnicion, ¿Cómo se les ha ocurrido hacerles frente a los dorados, dicen que eran como 500 contra 25.

 

VECINA 1: Y, ¿Qué viene a hacer Pancho Villa en estas tierras?.

 

VECINA 2: Unos dicen que viene a tratar negocios con el gobierno para rendirse, otros que a la mejor quiere pleito, porque anda huyendo.

 

VECINA 1: Pero, ¿para que vino tan lejos?, ¿no que andaba por Chihuahua?.

 

VECINA 2: Pues sepa, parece que le pusieron un “cuatro”, ya que lo venía persiguiendo la gente del general Amaro, pero los despistó viniéndose para acá.

 

VECINA 1: Y ¿usted qué va hacer?, ya ve todo lo que se cuenta de esa gente.

 

VECINA 2: Pues yo por lo pronto guardo a mis hijos, y me voy a comprar algo de mandado porque al rato no va haber nada

 

VECINA 2: Sí, lo mejor no es salir. No nos vaya a tocar la de malas

 

(Al terminar la escena las dos avanzan rápidamente hacia atrás del escenario, se cambia la escenografía a la oficina del presidente)

 

3A ESCENA – PLATICA DE HUERTA CON EL GRAL. BENJAMÍN EN MÉXICO.

 

GENERAL BENJAMÍN. SRIO DE GUERRA: Este temerario de Villa ya se salió del huacal acaba de tomar Sabinas, y se apodero de varios trenes de carga ha levantado 50 km de vías férreas, bien lo dijo el Gral. Calles las tácticas de paz no sirven con él.

 

HUERTA: General esa es solo una respuesta de Villa ante nuestra presión.

 

GENERAL: Que va.

 

HUERTA: Al menos no ha cometido desgracias en materias de vidas humanas, es su manera de presionar.

 

GENERAL: Pero las cometerá tenemos que acabar con él.

 

HUERTA: No. (Golpea el escritorio) Hay que evitar las dos cosas. El es un hombre que está en los ojos del mundo.

 

GENERAL: Pues si no se somete tendremos que someterlo con la fuerza de las armas y te aseguro que a mi no me entusiasma la idea (preocupado).

 

HUERTA: Aun tengo esperanzas en las negociaciones con Villa. Habíamos avanzado notablemente se le veía receloso pero dispuesto, no sé. ¿Qué piensas Benjamín?.

 

GENERAL: Yo estoy mucho menos optimista que tu. Yo llegue a creer que Villa estaba cansado, que había perdido los objetivos de la lucha pero ahora.. ..(es interrumpido)

 

(Entra un guardia en escena por la par te lateral derecho y se dirige a Huerta con entusiasmo)

 

GUARDIA: Mi general mi general Villa esta al telégrafo y dice que quiere platicar.

 

(Sale el guardia por donde entró y Huerta le sonríe a el general dándole una palmada y salen de la oficina por lateral derecha. Se cambia la escenografía , a la escenografía de telegrafos)

 

4A ESCENA – ENVÍO DE TELÉGRAFOS

 

(La oficina de telégrafos son dos escritorios o mesas con un telegrafista en cada una aquí entrarían 2 mujeres vestidas de telegrafista una vestida de hombre y la otra normal solo para esta escena… de un lado Villa y dos de sus dorados o villistas y una telegrafista, del otro lado Huerta, un soldado y un telegrafista. El cambio de escenario ya que van a estar en el mismo momento las 2 oficinas de telégrafos se realizará por cambio de luces, inicia la actuación del telégrafo. Se colocan 2 mesas la de la izquierda es telégrafo en Sabinas y la derecha de México, con letreros)

 

VILLA: Haber muchacho, póngale ahí. (Actuación del telégrafo) Sr. Presidente: Dispuesto a entrar en pláticas estoy, para deponer las armas en ésta región.

 

HUERTA: General Villa… Garantizo a usted la mejor disposición Para iniciar estas platicas… Aseguro lealmente mi personal decisión de dar a usted todas las garantías que se merece un viejo y admirado revolucionario.

 

VILLA: Sr. de la Huerta… en su palabra confío plenamente y aqui en Sabinas esperare a su gente.

 

HUERTA: De inmediato le enviare al General Eugenio Martínez…. Para redactar los términos personalmente con usted

 

VILLA: Le agradezco mi general. Que se traslade con rapidez , que  aquí en Sabinas lo esperaré y muy bien los recibiré

 

HUERTA: Espero que con esto concluya el conflicto.

 

VILLA: (a los Dorados) ¿Ya ven? que el presidente no está enojado con nosotros. Lo siento mansito, mansito.

 

5A ESCENA – NEGOCIACIÓN EN CASA LÁMAR CON EL PRESIDENTE MUNICIPAL.

 

(Se cambia la escenografía a la Casa Lámar donde se encuentra Villa Sentado en una silla ubicada al lado derecho del escenario se encuentra pensativo)

 

NARRADOR: Tras las negociaciones del Gral. Villa y el presidente de la República Adolfo de la Huerta Villa se traslada a la casa Lámar a la espera del Gral. Eugenio Mtz.

 

VILLA: (a Revolucionario 1) De prisa, tráigame al presidente municipal.

 

(Se acerca el Revolucionario 1 por el lateral izquierdo y contesta)

 

REVOLUCIONARIO 1: Si mi general, ahorita mismo se lo traigo, junto con los “pudientes” del pueblo, haber que les puede sacar.

 

(Entra por el lateral izquierdo y detrás de él vienen en orden de mención, el presidente municipal, y personas del pueblo pudientes)

 

REVOLUCIONARIO 1: Mire mi general, luego, lueguito lo “halle”.

 

PRESIDENTE: No mi General, si yo ya venía para acá.

 

VILLA: Haber, usted mi Presidente, con cuánto va a cooperar.

 

PRESIDENTE: Mis respetos para usted mi General, Pero llegó en un mal momento a nuestra población.  Nuestra principal fuente de empleo es el carbón, y pasamos por una crisis en todita la región. Los hombres no han trabajado y las minas  están cerradas por causa de la revolución., y por si esto fuera poco sufrimos una epidemia y mucha gente murió.

 

VILLA: Pos que malo está eso mi Presidente, pero es verdad todo lo que usted dice. El año pasado anduve por Muzquiz, y vi las cosas muy difíciles.

 

PRESIDENTE: Así es mi general, con decirle que a los maestros no les hemos podido pagar. Les debemos dos quincenas, y son como mil quinientos en total.

 

VILLA: ¿Es por eso que éstos “güercos” no están en la escuela? (Dirigiéndose a los niños del público)

 

PRESIDENTE: Así mismo mi General.

 

VILLA: (a Revolucionario 1) ¡Coronel!.  Tráigame ese dinero que necesita el presidente se lo vamos a dar pa’ que les pague a los maestros.  No queremos que dejen sin clases a todos éstos güercos, porque si algo va a necesitar el país cuando termine la revolución son mexicanos con mejor preparación, y no tan indios y mensos como usté y como yo, heee.

 

REVOLUCIONARIO 1: A la orden mi general.

 

(Sale por el lateral derecho y regresa con un bulto de monedas y lo entrega al presidente)

 

PRESIDENTE: Gracias mi general, muchas gracias. Sabinas siempre agradecerá su bondad.

 

TODOS: ¡Viva el Gral. Villa!. ¡Viva el Gral. Villa!.

 

NARRADOR: Con estas acciones y otras que pronto se dieron a conocer por toda la comunidad, los habitantes dejaron atrás sus temores y rehicieron su rutina, saliendo a la calle y hacia los lugares donde se encontraban los villistas, quienes pronto fueron objeto de la cordial y característica hospitalidad de los sabinenses. Por otra parte, la tropa tenía órdenes tajantes de no cometer actos de pillaje o atracos a los residentes. La confianza brotó. La  normalidad  del  quehacer  cotidiano  volvió  a reinar.

 

(Algunas mujeres de Sabinas llevan como agradecimiento y muestra de su hospitalidad comida a los generales y villistas)

 

6A ESCENA – FIRMA DEL ARMISTICIO

 

NARRADOR: Al mediodía del 27 de ese caluroso mes se escuchó el silbato de la locomotora, era el tren que traía al general Eugenio Martínez Delgado. Todo el pueblo salió a recibido. Lo mismo hizo el Gral. Villa y su gente.

 

REVOLUCIONARIO 2: (se asoma) Si mi General, si mi General. Ahí viene el Gral. Martínez.

 

(Desciende el Gral. Martínez.  Villa lo recibe y se abrazan, ante el regocijo de la comunidad que aplaude ese acontecimiento)

 

VILLA: ¿Cómo esta?.

 

EUGENIO MARTÍNEZ: Bien, General.

 

NARRADOR: Posteriormente se trasladan a la Casa “Lámar” Ahí se escribió una de las páginas más gloriosas de la Historia y precisamente se realizaba en Sabinas, Coah.

 

(Se retiran de la estación del ferrocarril para irse a la casa Lámar se sugiere se haga la escena en la misma estación de ferrocarril)

 

VILLA: Pues haber dígame.

 

(Se sientan alrededor de una mesa)

 

EUGENIO MARTÍNEZ: ¿Se acuerda lo que tratamos con el ingeniero Torres?. Esta es el acta que se redacto.

 

VILLA: Hágame el favor de leer.

 

EUGENIO MARTÍNEZ: Queremos ver qué le parece, con permiso General.

 

(Toma una hoja de papel y la empieza a leer)

 

Los que suscribimos: General Francisco Villa y Eugenio Martínez. El primero, en representación de las tropas a su mando. Y el segundo en representación del presidente de la república, Adolfo De la Huerta, hacemos constar: que después de haber celebrado amplias conferencias a fin de consolidar la paz en los estados unidos mexicanos hemos llegado a un acuerdo cordial y satisfactorio.

 

Primera: el General Villa depone las armas para retirarse a la vida privada.

 

Segunda: el ejecutivo de la unión cederá en propiedad y con los requisitos legales al Señor General Villa la Hacienda de Canutillo, ubicada en el estado de Durango,

 

(Viva el General Villa, viva el Presidente Adolfo de la Huerta)

 

A las demás persona que forman parte de las fuerzas del general Villa entendiéndose tanto a los presente en esta plaza como los que en distintos lugares se encuentran cumpliendo funciones que les ha conferido el General Villa, se les dará por el gobierno un año de haberes según el grado que ostenten a la fecha. Además, se les darán tierras en propiedad en el lugar que indiquen los interesados para que en esas tierras se dediquen a trabajar

 

Viva Eugenio Martínez!

 

 (Algarabía, Disparos, Corneta)

 

7ª. ESCENA –  RETIRADA DE VILLA

 

EUGENIO MARTÍNEZ: Entonces General ¿Quiere usted hacer la entrega de las armas en Torreón, Coahuila?.

 

VILLA: No mi General, en Torreón no.

 

EUGENIO MARTÍNEZ: Pues la ceremonia del licénciamiento de las tropas se puede ser donde usted guste General.

 

REVOLUCIONARIO 2: Y que le parece Tlahualilo, Durango,  mi General. Es un buen punto yo creo.

 

EUGENIO MARTÍNEZ: Muy bien, de todos modos hay que llevar a toda la gente que tiene usted aquí hasta Torreón. Aquí están los trenes a su disposición para que el viaje sea más cómodo.

 

REVOLUCIONARIO 2: Con perdón de usted mi General, ¿quiere que le diga algo?.

 

VILLA: Si.

 

REVOLUCIONARIO 2: Es mejor irse a caballo, total que más da 3 días o más de camino ¿qué tal si nos vuelan los trenes?.

 

VILLA: hombre, no está mal lo que dice … Mire: si hemos hecho la guerra a caballo PUES V AMÓNOS A CABALLO TODOS RUMBO A LA PAZ. Al fin, que tanto es tantito.

 

EUGENIO MARTÍNEZ: Pues si mi General.

 

(Se dirigen hacia el lado derecho del escenario donde están colocados los caballos y salen hacia el lado izquierdo a toda velocidad, Algarabía, Alboroto, Petardos, Confeti)   SALIDA DÉ LOS CABALGANTES.

 

NARRADOR: Aquí mismo, en este lugar, el representante Federal y el Centauro del Norte firman finalmente el tratado de paz, el día 28 de julio de 1920. y el Gral. Francisco Villa entrega las armas en Tlahualilo, Durango.

 

FIN

 

Autores: Profesores: Esmeralda Coronado Juarez  y  Jorge Valente Zacarias Soto

 

 

Presionar Aqui para Leer Otro Guion de la Revolucion Mexicana


Presionar Aqui para Leer Guiones de Teatro en Espanol

Presionar Aqui para Leer Guiones de Teatro en Ingles

Agradecemos su Visita!