Los Pastores a Belen

Posted By Kidsinco
Categorized Under: 15 characters, Playscripts
Comments Off on Los Pastores a Belen

Pastorela

Este guion fue enviado a Kidsinco por su autor: Ruben Heredia

Este guion “LOS PASTORES A BELEN” ni ningun otro guion publicado en este sitio web Kidsinco.com esta a la venta, y no  deberan republicarse totalmente o parcialmente  en ningun otro sitio web, blog, o foro.   Si desea compartirlos, le agradeceríamos colocara un vinculo/liga/link hacia nuestro sitio web: Kidsinco.com

Favor de leer nuestras Condiciones de Uso

 

©  LOS PASTORES A BELEN

 

 

PERSONAJES:

 

NARRADOR

ARCÁNGEL

MARIA

JOSÉ

DIABLO

LUCY – Diablilla

FER – Diablillo

ANGEL 1

ANGEL 2

PASTOR 1

PASTOR 2

PASTOR 3

MELCHOR

GASPAR

BALTASAR

 

 

GUION:

 

 

NARRADOR: Hace muchos años,  cuando el tiempo aún no se contaba, a una hermosa y pura mujer se le apareció un Arcángel de alas blancas como la nieve. 

 

 

ARCÁNGEL:  (a María) ¡María me postro ante ti!   Has sido la elegida para llevar en tu vientre al niño que a este mundo salvara.   Correrás peligros,  así que a Belén has de viajar.   Humilde nacerá, pero un Rey será.

 

 

NARRADOR:  Aquel Arcángel desapareció,  pero en María una gran preocupación dejo.  Un Ángel del Señor se le apareció en sueños a José y le dijo.  “José hijo de David, no dudes en recibir en tu casa a María tu esposa, porque ella ha concebido por obra del Espíritu Santo, dará a luz un  hijo, y tu le pondrás el nombre de Jesús, porque el salvara a su pueblo de sus pecados.  Vayan a Belén, que peligro pueden correr”. 

 

 

MARIA:   (a José)  ¡José!  ¡José!  Necesito hablar contigo, algo ha sucedido. 

 

 

JOSE:  Lo sé todo, un Ángel de Dios me ha indicado la voluntad de Dios.

 

 

MARIA:  ¡El hijo del Señor llevo en mi vientre!  ¡El nuevo Rey de este mundo!  ¡El que nos salvara!  Debemos de ir a Belén, que en un tiempo nacerá.

 

 

NARRADOR: María y José emprendieron el camino a Belén, como se los indico el Ángel.  Pero en el infierno, el Diablo enojado estaba, pues tenía que impedir que el Dios naciera.

 

 

DIABLO:  (entra a escena corriendo) ¡No, no, y no!.  ¡No puede ser!.  ¡Debo impedir que ese niño al mundo venga, y más que la gente lo haga su nuevo Rey!.   (Llamando a sus secuaces)  ¡Lucy! ¡Lucy! ¡Fer! ¡Fer!.   ¿Donde están esos diablillos traviesos?  ( Los diablillos entran a escena riéndose y platicando las maldades que realizaron en el día)  ¡Shhh a ver yaaa, silencio!.  ¡El niño que será nuevo Rey va a nacer, y eso lo tenemos que impedir!.   ¡La gente está murmurando que su nuevo Rey será!   ¡Ustedes los tentaran! ( los diablillos se ponen a jugar entre ellos) ¡Ya, yaaaa!.  Se presentaran ante la gente como tentaciones.   ¡A ver cómo ven eso, ja, ja, ja, ja! .  ( se ríe el diablo solo, pero después se ven los diablillos entre ellos y se ríen también a carcajadas. El Diablo empieza a ahogarse de tanto reír).

 

 

LUCY Y FER:  ¡Señor del Infierno!   ¿Que le ocurre?.

 

 

DIABLO:  ¡Estoy bien, estoy bien, solo iré por un chocolatito caliente!  ¡Pónganse en acción, lleguen rápido antes de que esos pastorcillos lleguen a su destino!.

 

 

NARRADOR:  Un niño estaba por nacer, y como ya se había corrido la noticia, muchas personas hacían lo posible por llegar a Belén, el lugar donde aquel niño nacería.

 

 

(Van los pastores caminando de prisa por el campo y Lucy y Fer salen  a su encuentro).

 

 

LUCY:  ¡Hola señores pastores!   ¿A dónde van tan de prisa?.

 

 

FER: ¿No ven que la noche es bella,  y hay que disfrutar la vista?

 

 

PASTOR 1:  Vamos a ver a Belén al niño que ha de nacer,  que al mundo traerá alegría y nos colmará de bien.

 

 

LUCY:  Yo no sé para qué van, si la alegría es pasajera

 

 

FER:   Mejor sigan nuestro camino,  dinero y lujos esperan.

 

 

NARRADORLos pastores siguieron por el camino que Luz  y Fer les señalaron, hasta que frente a ellos apareció la figura de un Ángel.

 

 

ÁNGEL 1:   ¡Pastores!  ¿A dónde van?  ¿Por qué han cambiado el camino?.

 

 

PASTOR 2:   Un ángel medio raro  nos invitó a disfrutar las dulzuras de la vida,  y ya vamos para allá.

 

 

ÁNGEL 2:   ¡Ese ángel es LUCIFER!  No se dejen engañar, y regresen al buen camino.  ¡Tengan cuidado!.

 

 

NARRADOR:  El Ángel desapareció  advirtiendo a los pastores , pero esto solo al Diablo enfureció, y a los diablillos otra vez llamo.

 

 

DIABLO :  (enojado)  ¡Diablos,  diablos!  ¡Que les dijeeeee vengan!  Hay que actuar de mejor manera.  Mmmm… ya se.  ¡Tengo una idea!.   ¡Los pastores cansados están, así que en tentaciones se convertirán,  y sus esclavos serán!  Ja, ja, ja, ja.

 

 

NARRADOR:  Los pastores después de tanto caminar en el desierto,  se pusieron a descansar.   La noche cayo con frio , sueño a los pastores les llego, pero dentro de los planes del Diablo el tentarlos estaba, cuando de repente sale una tentación.

 

 

LUCY:  (con una cobija y almohada tentándolos) ¡Hay pastorcillos!   ¿No tienen sueño?   Mejor hay que quedarnos aquí calientitos a dormir.

 

 

NARRADOR:  Uno de los pastorcillos recordó lo que les dijo el Ángel.

 

 

PASTOR 3:  ¡No! ¡Aléjense!  ¡Aléjense!.   Son los demonios, no les hagan caso.  No caigan en sus mentiras.

 

 

LUCY:  (con risa malévola)  Ja, ja, ja.   ¡Me voy,  pero regresare!.   ¡Cuídense,  que andamos cerca!  Ja, ja, ja, ja.

 

 

NARRADOR:  Los pastorcillos se levantaron,  pero de pronto escucharon un ruido.

 

 

PASTOR 1:  ¿Que es eso? .

 

 

FER:  (aparece con un costal repleto con monedas de oro)  ¡Miren tooodo el dinero que tengo!. Ja, ja, ja, ja.   ¡Podrían ser los más ricos del mundo!   ¡Tomen todo el dinero que quieran, y síganme!

 

 

PASTOR 2:  ¡Aléjense!  ¡Es otra tentación del Diablo!.

 

 

NARRADOR:  Fer decide irse cuando ve que que los pastores no caen en su trampa,  y resulta que en el costal no había dinero, sino basura.

 

 

PASTOR 2:  Ven lo que les decía.   ¡Deberían estar avergonzados!.

 

 

NARRADOR:  En eso reaparecen  Luz y Fer con un suculento banquete.

 

 

LUCY Y FER:  ¡Vengan!  Vengan a probar este suculento banquete… mmm, que delicioso esta.

 

 

NARRADOR:  Estaban los pastores tan hambrientos , que se acercaron a comer.  Pero cuando iban a hacerlo un ángel apareció. 

 

 

ANGEL 1:  ¡No hagan caso y sigan por el camino!   ¡Sigan!

          

                           

LUCY:  ¿Qué pasó mis pastorcillos?   ¿Por qué quieren regresar?  De seguro este angelillo, ya los vino a aconsejar.

 

 

ÁNGEL 2:  Estos pastores son buenos,  y a Belén van a adorar,  al niño Dios que muy pronto  en un portal nacerá.

 

 

LUCY:  ¡Pues de aquí no podrán irse  si yo no sé los permito!.

 

 

ÁNGEL 1:  Esto me suena a pelea, voy a sonarte diablita.

 

 

NARRADOR:  En eso aparece  el Diablo y el Arcángel, y deciden iniciar una pelea.

 

 

(Pelean y gritan hasta que el Diablo queda vencido y rendido y el Arcángel arroja al Diablo lejos de los pastores. Los diablillos huyen de la escena )

 

 

ÁNGEL 2: Vamos pastores con gusto a mirar al niño Dios.   María y José ya descansan.   Nuestro Salvador nació. 

 

 

NARRADOR:   Los pastorcillos continúan caminado.   A lo lejos ven a una familia en un humilde pesebre, y ven en los brazos de María a un hermoso niño.  Detrás del niño posan los Ángeles y una estrella encima de ellos, los ilumina.  Pero aquí no termina la historia, pues  a lo lejos vienen Tres Hombres Sabios.  Son los Tres 3 Reyes Magos, quienes con regalos, y guiados por la gran estrella, vienen a adorar,  al nuevo Rey.

 

 

(Entran los Tres Reyes Magos)

 

 

MELCHOR:  ¡Mi Rey!  Vengo desde el viejo continente viajando,  a traerte el regalo más precioso y valioso de mi tierra, la mirra que simboliza la pureza, las aromas, y el nuevo rey,  que varón es.

 

 

GASPAR:  ¡Hermoso niño!   Vengo desde Asia.   Ante ti traigo el incienso, extraído de los árboles y las plantas más hermosas de mi tierra simbolizando un nacimiento de un Dios en la tierra, para que nos colmes de paz y bendiciones.

 

 

BALTASAR:  Vengo desde tierras  Africanas.   He viajado mucho, solo para verte.   He traído de regalo el oro , el más precioso y valioso de los metales,  símbolo de la corona del Rey.   Ante ti  traemos los tesoros más grandes.  ¡Para ti!  ¡Solo para ti!.

 

 

NARRADOR:   Y fue así, como la historia del niño que vino a cambiar al mundo sucedió, y al mal una vez más venció.

 

 

Fin

 

 

Autor: Rubén Heredia

Diablo Pastorela

 

Presionar aquí para leer mas obras de Kidsinco en Español

 

Presionar aquí para leer obras  de Kidsinco en Ingles

 

¡Gracias por visitar Kidsinco Free Playscript for Kids!