La Absurda Corona

Posted By Kidsinco
Categorized Under: 09 characters
Comments (0)

Este guion “LA ABSURDA CORONA” ni ningun otro guion publicado en este sitio web Kidsinco.com esta a la venta, y no  deberan republicarse totalmente o parcialmente  en ningun otro sitio web, blog, o foro.   Si desea compartirlos, le agradeceríamos colocara un vinculo/liga/link hacia nuestro sitio web: Kidsinco.com

 

 

Favor de leer nuestras Condiciones de Uso

 

 

 

© LA ABSURDA CORONA

 

 

 

PERSONAJES:

PRINCESA RAYO DE SOL

DAMA 1

DAMA 2

REY

GUARDIA 1

GUARDIA 2

JOYERO 1

JOYERO 2

CAMPESINO

 

 

GUION:

 

 

ACTO I – EN EL JARDIN DEL PALACIO

 

 

(La Princesa Rayo de Sol llora desconsoladamente acompañada de la Dama 1 y 2)

 

 

DAMA 1:  Princesa Rayo de Sol, por favor ya no este triste.

 

 

PRINCESA RAYO DE SOL:  No puedo evitarlo.  Todos los días me invade la melancolía.  No hay nada que me cause alguna alegría. 

 

 

DAMA 2: Si usted sigue así, el rey dirá que es por nuestra culpa.

 

 

PRINCESA RAYO DE SOL: En parte lo es.  Ustedes deben de proporcionarme todo lo que me haga feliz.

 

 

DAMA 1:  ¡Pero ni usted misma sabe que es lo que la haría feliz!.  ¿Cómo podemos nosotras ayudarla?.

 

 

PRINCESA RAYO DE SOL:  Ustedes ya conocen a mi padre.

 

 

DAMA 2:  Todos en el palacio le tememos por su carácter violento.

 

 

DAMA 1:  Por favor Princesa, si él viene y la ve llorando, nos hará responsables a nosotras de su pena.

 

 

PRINCESA RAYO DE SOL:  ¡Ay qué triste estoy!.   ¿Han visto que no ha dejado de llover?. ¡Días y días escuchando esos espantosos truenos y soportando el sonido de la lluvia que cae sin parar!. 

 

 

DAMA 2:  Dicen que los ríos se han desbordado, que los bosques se han inundando, y que mucha gente se ha quedado sin hogar.

 

 

PRINCESA RAYO DE SOL:  Mmm…esta lluvia y este gran aburrimiento me han dado una buena idea.

 

 

DAMA 1:  ¿Esta usted pensando de que manera ayudar a la familias de este reino?.

 

 

PRINCESA RAYO DE SOL:  ¡No precisamente, pero ya lo verán!.

 

 

(El Rey entra al escenario y se acerca a la Princesa)

 

 

REY:  Hija mía adorada.  Princesa y reina de mi corazón.  ¿Qué es lo que te pasa?.  ¿Por qué esas lágrimas corren por tus mejillas?.  ¡Quien te ha hecho sufrir?.

 

 

PRINCESA RAYO DE SOL:  Ay, padre mío, ¿Cómo sabes que sufro tanto?.

 

 

REY:  Te conozco vida de mi vida.  ¿Dime qué puedo hacer para que seas feliz y que vuelvas a iluminar mi alma con tu sonrisa?.

 

 

PRINCESA RAYO DE SOL:  Hay algo que me daría eterna felicidad.

 

 

REY:  Dime qué quieres y con gusto te lo daré.

 

 

PRINCESA RAYO DE SOL:  Quiero tener en mi cabeza una corona de gotas de lluvia.

 

 

REY:  ¿Cómo?. ¿Ya no gusta la corona de diamantes y rubíes que era de tu madre?. 

 

 

PRINCESA RAYO DE SOL: ¡Me encanta!. Pero quiero tener una corona que sea única en el mundo, y que ninguna reina ni princesa haya tenido jamás.

 

 

REY: Yo vivo para complacerte, y tu corona de gotas de lluvia tendrás.

 

 

REY:  (gritando) ¡Guardias!. (El Guardia 1 y 2 entran al escenario y se colocan frente al Rey)  Quiero que inmediatamente vayan al pueblo, y que me traigan a todos los joyeros.  ¡Necesito hablar con ellos!.

 

 

GUARDIA 1: Pero su majestad, los caminos estas cerrados.  ¡No hay manera de llegar al pueblo!.

 

 

REY:  ¡Pues encuentren la manera, porque a mi excusas nunca me darán!.  ¿Entendido?.

 

 

GUARDIA 1 Y 2:  Si, su majestad.

 

 

(Los Guardias 1 y 2 salen del escenario)

 

 

PRINCESA RAYO DE SOL: (Abraza al Rey)  ¡Gracias!.

 

 

REY:  Mientras tanto, vayamos al Salón del Trono.  Allí los esperaremos.

 

 

(El Rey, la Princesa, y la Dama 1 y 2 salen del escenario)

 

 

ACTO II – EN EL SALON DEL TRONO

 

 

(El Rey está sentado en su trono, y la Princesa sentada del lado derecho del Rey. Entran al escenario el Guardia 1 y 2 con el Joyero 1 y 2)

 

 

JOYERO 1:  Su Majestad, dígame usted en que puedo servirlo.

 

 

REY:  Quiero que me haga una corona de gotas de lluvia para mi hija, la Princesa Rayo de Sol.

 

 

JOYERO 1:  Con todo respeto, su majestad, pero eso es una tontería.  Es imposible hacer una corona de gotas de lluvia.

 

 

REY:  ¡Entonces me mintieron al decirme que usted era el mejor joyero!.  Si no hace esa corona lo encerrare para siempre en el calabozo.

 

 

JOYERO 1:  ¡No, por favor no lo haga!.  Tengo esposa e hijos que alimentar.  ¿De qué van a vivir si yo no estoy a su lado?.

 

 

REY:  ¡Eso a mí no me importa!.  (al Guardia 1)  ¡Lléveselo y enciérrelo para siempre!.

 

 

GUARDIA 1:  Si, su Majestad.  (Sale del escenario con el Joyero 1)

 

 

REY:  (Al Joyero 2)  ¿Puede usted hacer esa corona?.  ¿O también tendré que encerrarlo por todos los días de su vida?.

 

 

JOYERO 2:  Su majestad, puedo hacerle una corona de oro y plata, de esmeraldas y zafiros, hasta de conchas de mar y piedras del rio, pero nunca de gotas de lluvia.

 

 

REY:  Me decepcionas, pero veo que en el pueblo no hay ninguna persona con talento.  (Al Guardia 2)  ¡Lléveselo y enciérrelo para siempre!.

 

 

JOYERO 2:  ¡No, por favor su majestad!.  Tengo a mi anciana madre en casa muy enferma, si me encierra en el calabozo quedara sola pues yo soy su único hijo y su único sustento.

 

 

REY:  Ese no es mi problema.  Si mi hija Rayo de Sol no puede tener su corona, entonces usted no puede tener su libertad.  Una cosa por otra.  ¿Qué me contesta?

 

 

JOYERO 2:  Que su deseo es imposible de cumplir.

 

 

REY:  ¡Entonces, fuera de aquí!.

 

 

(El Guardia 2 y el Joyero 2 salen del escenario)

 

 

PRINCESA RAYO DE SOL:  (Se levanta y abraza al Rey)  Gracias por darme siempre todo lo que te he pedido, pero siento un gran dolor porque nunca podre cumplir mi sueño de llevar sobre mi cabeza real, unas cuantas lagrimas de las que el cielo derrama hoy. 

 

 

REY:  Yo solo quiero que seas feliz.

 

 

PRINCESA RAYO DE SOL:  ¡Entonces has algo para que yo sea feliz!.

 

 

(El Guardia 1 entra al escenario)

 

 

GUARDIA 1:  Su Majestad, un campesino desea verlo.  Dice que él es capaz de hacer la corona de gotas de lluvia para la princesa.

 

 

REY:  ¡Hazlo pasar inmediatamente!. (La Princesa se sienta. El Guardia 1 sale del escenario). ¡Vaya, las noticias vuelan rápido en mi reino!.  Por lo visto ya todos saben que tengo prisioneros a los joyeros del pueblo.  Espero que este pobre hombre sepa lo que hace, o mi ira también caerá sobre él y sobre su familia.

 

 

PRINCESA RAYO DE SOL: Si padre, no tengas piedad de él, ni de nadie.  ¡Todos deben arrodillarse ante ti, y cumplir con tu voluntad!.

 

 

(El Guardia 1 y el Campesino entran al escenario.  El Campesino se para frente al Rey)

 

 

CAMPESINO:  Su majestad, la Princesa Rayo de Sol, tendrá su corona.

 

 

REY: Tú no eres joyero, como es que atreves a presentarte ante mí, y decirme que puedes hacerla.

 

 

CAMPESINO:  No cuestione mi talento.  La hare, pero con una condición.

 

 

REY:  Que es lo que quieres.

 

 

CAMPESINO:  Quiero que usted libere a los joyeros que tiene prisioneros.  Usted ha sido un rey injusto.  Deje que recuperen su libertad y que regresen con sus familias y a sus trabajos.

 

 

REY:  Nadie me había hablado con tanta osadía, como lo has hecho tú.  Amo demasiado a mi hija, y por ella hare cualquier sacrificio.  Dejare en libertad a los prisioneros, y tu harás la corona. (Al Guardia 1).  ¡Libera a esos hombres!.

 

 

GUARDIA 1: Si, su majestad.

 

 

(El Guardia 1 sale del escenario)

 

 

REY:  Empieza ya a hacer la corona.

 

 

CAMPESINO:  Antes de empezar, necesito que usted me haga un gran favor.  Y quiero que me dé su palabra de rey.

 

 

PRINCESA RAYO DE SOL:  Hazlo por favor, padre mío.  Haz cualquier cosa que él te pida.  Hazlo por mí, para que mi corazón vuelva otra vez a latir de alegría.

 

 

 

REY:  (al Campesino) Está bien.  Te doy mi palabra de rey.  ¿Que es lo que quieres que yo haga?.

 

 

CAMPESINO:  Necesito que usted salga del palacio y que me traiga las gotas de lluvia, para que yo pueda hacer esa majestuosa corona que la princesa tanto anhela.

 

 

REY:  ¿Qué?.  (a la Princesa)   ¡Mira lo que has hecho!.  ¡Este hombre se ha burlado de mí!.  ¡Por tu culpa me han humillado!.  Ciertamente yo no podre tomar en mis manos las gotas de lluvia.  ¡Eso es imposible!.

 

 

PRINCESA RAYO DE SOL:  (llorando) Pero tu dijiste que…

 

 

REY:  ¡Eres una princesa vanidosa, caprichosa, y malcriada!.  Sal de aquí ahora mismo, y encuentra algo útil  y bueno que hacer.  ¡No puedes tener todo en la vida!.    (La Princesa sale llorando del escenario).  (al Campesino)  Y usted, regrese al pueblo, ya hemos terminado con esta historia de esa absurda corona.

 

 

CAMPESINO:  (sonriendo hace una reverencia) Como usted ordene su majestad.

 

 

(El Campesino sale del escenario)

 

 

FIN

 

 

Autor:  K I D S I N C O

 

Presionar aqui para leer mas obras de Kidsinco en Español

 

Presionar aqui para leer este guion en Ingles: THE SILLY CROWN

 

 ¡Gracias por visitar Kidsinco Free Playscripts for Kids!

 

 



Comments are closed.