La Muñequita Quitapenas

Posted By Kidsinco
Categorized Under: 05 characters, Playscripts
Comments Off on La Muñequita Quitapenas

Muñequita Quitapenas

Click here to read this playscript in English: THE WORRY DOLL 

 

Este guion “LA MUÑEQUITA QUITAPENAS ” ni ningun otro guion publicado en este sitio web Kidsinco.com esta a la venta, y no  deberan republicarse totalmente o parcialmente  en ningun otro sitio web, blog, o foro.   Si desea compartirlos, le agradeceríamos colocara un vinculo/liga/link hacia nuestro sitio web: Kidsinco.com

 

 

Favor de leer nuestras  Condiciones de Uso

 

 

©  LA MUÑEQUITA QUITAPENAS

 

PERSONAJES:

CLAUDIA

BLANCA

ELVIRA (Hermana de Blanca)

MUÑEQUITA QUITAPENAS

MAMA

 

GUION:

 

ACTO I – EN LA RECAMARA DE CLAUDIA

 

(Claudia esta en su computadora.  Blanca entra y se sienta a un lado de Claudia)

 

 

BLANCA:  Hola.  ¿Qué haces?.

 

CLAUDIA:  Viendo que compro en Ebay.  ¿Por qué llegaste tan temprano?.  Dijiste que vendrías hasta las cuatro.

 

BLANCA:  No puedo estar en mi casa.  Solo estoy pensando y pensando.  ¡No puedo dormir en la noche de tanto pensar!.

 

CLAUDIA:  ¿Y en que tanto piensas?.

 

BLANCA:  En muchas cosas, que si te contara, nunca terminaría.

 

CLAUDIA: ¡Estas exagerando!.   ¿Por qué no limpias tu casa, o te sales a correr?. ¡Hasta podrías leer un libro!.

 

BLANCA:  Por favor Claudia, te pareces a mi mama.  ¡Nadie me entiende!.

 

CLAUDIA:  Esta bien, no te enojes.  Pero creo que tu única preocupación debe ser pasar los exámenes para que puedas graduarte.

 

BLANCA:  Lo sé, pero tengo tantos problemas.

 

CLAUDIA:  ¿Qué problemas puedes tener?.  No tienes esposo ni hijos, no mantienes tu casa, y tampoco  estas enferma.  Tienes todo para ser feliz y estar tranquila.

 

BLANCA:  ¡Tu no sabes lo que yo sufro!.

 

CLAUDIA:  Estas haciendo mucho drama por algo que estoy segura que se puede solucionar  fácilmente.   ¿Por qué no me cuentas lo que te pasa?.

 

BLANCA:  No.  No quiero que sepas todos mis secretos. (Claudia se levanta.  Abre la puerta del armario y saca una pequeña caja de madera.  La abre, saca una diminuta muñequita y se sienta a un lado de Blanca) ¿Qué es eso?.

 

CLAUDIA:  Es algo que quiero regalarte.  Tómala, es tuya.

 

BLANCA:  Que bonita muñeca.  Esta súper pequeña.  ¡Necesitare una lupa para verla!.

 

CLAUDIA:  ¡No seas exagerada!.   Se llama  “Muñequita Quitapenas”.   Hace tiempo, una tía que fue de vacaciones me la trajo de Guatemala.  Ahora yo te la regalo a ti, y sé que ella te va a ayudar.

 

BLANCA:  Gracias, pero no sé como una muñeca de trapo me pueda ayudar.  No habla.  ¿O si?.

 

CLAUDIA:  (riendo) Claro que no.  ¡Pero es mágica!.

 

BLANCA:  ¡Yo no creo en la magia!.

 

CLAUDIA: Después de esto, creerás, yo sé lo que te digo. 

 

BLANCA:  Esta bien.  ¿Qué es lo que tengo que hacer con ella?. 

 

CLAUDIA:  Es algo muy fácil.  Cuando no puedas dormir debido a tus problemas,  te pondrás la muñequita en la palma de tu mano, y entonces le contaras todo lo que te angustia y te hace sufrir.  Después  la pones debajo de la almohada.   Entonces ella es la que se va a preocupar, y tú podrás  dormir tranquila y en paz.  En la mañana que te despiertes, te sentirás muy bien,  porque la muñequita se llevo tus malos pensamientos durante la noche. Y creeme, ten sentiras mas tranquila y menos tensa.

 

BLANCA:  ¿No te parece que esto es muy infantil?.

 

CLAUDIA:  No.  Yo lo hice, y me sentí muy bien al hablar con esta muñequita.

 

BLANCA:  ¿Y te funciono?.

 

CLAUDIA:  ¡Si!.  Pero yo no le contaba mis problemas.  Yo le contaba mis sueños y todo lo que yo deseaba ser y tener, y ella los hizo realidad.  ¡Soy muy feliz y tengo todo lo que quiero!.

 

BLANCA:  ¡Como quisiera ser tu!.  (se levanta)  Mejor me voy. 

 

CLAUDIA:  (se levanta)  ¿Pero, no íbamos a ir al cine?.

 

BLANCA: Perdóname, pero no estoy de humor, mejor vamos otro día.

 

CLAUDIA:  Haz lo que te dije. 

 

BLANCA:  Lo hare, nada pierdo con intentarlo.  Adiós, y gracias.

 

CLAUDIA:  ¡Espera!.  (toma la caja de madera y se la da a Blanca) Cuando la muñequita ya se haya llevado tus penas, métela adentro de esta caja, y allí déjala hasta que vuelvas a necesitarla.

 

BLANCA:  Esta bien.

 

CLAUDIA: Adiós amiga.

 

(Blanca sale del escenario.  Claudia se sienta frente a su computadora)

 

ACTO II  – EN LA RECAMARA DE BLANCA

 

BLANCA:  (sostiene a la muñequita en su mano) Espero que me estés escuchando, y que puedas ayudarme. Tú eres el único remedio que tengo para mis preocupaciones, y sé que tienes el poder de llevártelas. 

 

(Entra Elvira, y Blanca coloca la muñequita debajo de la almohada)

 

 

ELVIRA:  ¿Has visto mi celular?.   ¡Ya me canse de buscarlo y no lo encuentro!.

 

BLANCA:  No.  (le da su celular)  Ten, marca a tu número desde mi teléfono.

 

ELVIRA: (toma el celular) ¡Que inteligente eres!.  (marca unos números.  Se escucha el sonido del timbre del celular que proviene del armario.  Abre la puerta del armario).  Gracias hermanita, ya lo encontré, estaba en la bolsa de mi abrigo.  ¡Hasta mañana!.  (le da el celular a Blanca y sale corriendo).

 

BLANCA:  (cierra los ojos)  Que sueño tengo.

 

 

(La Muñequita Quitapenas esta a un lado de su cama)

 

MUÑEQUITA QUITAPENAS:  Holaaaa.  No te duermas.

 

BLANCA: (con los ojos cerrados)  Elvira, déjame dormir.

 

MUÑEQUITA QUITAPENAS:  No puedes dormirte todavía.  Tienes muchas cosas que contarme.

 

BLANCA:  (abre los ojos)  Que quieres Elvira, que no ves que estoy…..

 

MUÑEQUITA QUITAPENAS:  Hola.

 

BLANCA:  (asustada)  ¿Quién eres?.  ¿Cómo entraste a mi recamara?.

 

MUÑEQUITA QUITAPENAS:  ¿No me reconoces?. Tú me trajiste aquí.

 

BLANCA:  (se sienta en la cama) ¡No puede ser!. (se levanta y empieza a caminar por su recamara) ¡No puedo creerlo!.  ¡Si eras una miniatura, y ahora eres del tamaño de una persona!.

 

MUÑEQUITA QUITAPENAS:  No te preocupes por eso, después volveré a mi tamaño real.  ¿Por qué mejor no te sientas y me cuentas tus penas para que yo pueda llevármelas?.   ¡Entre más rápido mejor!.  ¿No crees?.

 

BLANCA:  (Se sienta en la cama)  Creo que estoy alucinando.

 

MUÑEQUITA QUITAPENAS:  (Se sienta en el suelo) Te estoy esperando.  Habla.  ¡Dime que te preocupa!.

 

BLANCA:  (cierra los ojos)  Está bien, te lo diré.  Se trata de mi prima.  Hace días me llamo y me dijo que se había sentido mal, y que había ido a consultar al doctor.  También me dijo que le habían hecho unos exámenes y que….

 

MUÑEQUITA QUITAPENAS:  ¿Y eso te preocupa?.

 

BLANCA:  Si, mucho.

 

MUÑEQUITA QUITAPENAS:  Antes de preocuparte, porque mejor no te esperas a que le den los resultados.  Tal vez no sea nada.  ¿No crees?.

 

BLANCA:  Tienes razón.

 

MUÑEQUITA QUITAPENAS:  Quita esa preocupación de tu mente.  Tu prima estará muy bien, te lo aseguro. 

 

BLANCA:  ¡Confío en ti!.

 

MUÑEQUITA QUITA PENAS:  ¿Qué más te hace sufrir?. 

 

BLANCA:  ¡Estoy muy preocupada por mi escuela!.   La próxima semana comienzan los exámenes, y no me gustaría que les llegaran las boletas de calificaciones a mis papas con malas notas porque estaría en riesgo mi beca.

 

MUÑEQUITA QUITAPENAS: ¿Y eso te quita el sueño?.

 

BLANCA:  ¡Si!. 

 

MUÑEQUITA QUITAPENAS:  ¿Estudiaste para los exámenes?.

 

BLANCA:  Si, mucho.

 

MUÑEQUITA QUITAPENAS: Entonces deja que yo me preocupe por eso.  Sé que eres muy inteligente, así que todo saldrá bien.

 

BLANCA:  ¡Gracias!.

 

MUÑEQUITA QUITAPENAS:  ¿Algo más que quieras decirme?.

 

BLANCA: No.  Eso es todo.

 

MUÑEQUITA QUITAPENAS:  (se levanta)  Trata de recordar esto:  Las preocupaciones son como un lente de aumento; hace mas grande todo.  Ahora, trata de dormir, relájate, y recuerda que la fe hace que todas las cosas sean posibles.

 

BLANCA:  (se recuesta en la cama y cierra los ojos) Hasta mañana.

 

(La Muñequita Quitapenas sale del escenario.  Elvira entra gritando)

 

 

ELVIRA:  ¡Blanca despiértate!.

 

BLANCA:  ¿Qué pasa?.  ¿Por qué gritas?.

 

ELVIRA:  ¡Son las siete!

 

(Elvira sale del escenario.  Blanca se sienta en la cama)

 

BLANCA:  (estirándose)  Que bien dormí.  ¡La muñeca!.  (levanta la almohada) ¡La muñeca no está!.   (se levanta y camina buscando a la muñeca.  Se acerca a su escritorio, ve la muñeca, y la toma con su mano) Qué raro.  Estoy segura de que anoche yo la deje debajo de la almohada. (se dirige a su mesa de noche).  Aquí la dejare.

 

ACTO III –  EN LA COCINA DE LA CASA DE BLANCA

 

(Blanca entra.  Su mama está sentada comiendo)

 

MAMA:  Buenos tardes hija.

 

BLANCA:  Hola mama.

 

MAMA: ¿Cómo te fue en la escuela?.

 

BLANCA:  ¡Muy bien!.

 

MAMA:  Que bueno, ya que últimamente te había visto muy angustiada. ¿Te gustaría algo de comer?.

 

BLANCA:  Si, sírveme un pedazo del pastel que estas comiendo, por favor.

 

(La Mama se levanta, corta un pedazo de pastel, lo pone en un plato y se lo da a Blanca)

 

 

MAMA:  A propósito, hoy llamo tu tía para decirme que Isabel está muy bien de salud.  Tiene un poco de anemia pero no es a causa de ninguna enfermedad grave.

 

BLANCA:  ¡Me da tanto gusto!.  Mañana saliendo de la escuela iré a verla. 

 

MAMA:  ¡Ay como pude olvidarlo!.   Hoy llegaron tus boletas de calificaciones, y estamos muy orgullosos de ti.  ¡Tus calificaciones son excelentes!.

 

BLANCA:  Gracias mama.  ¡El pastel estaba muy exquisito!.  (Se levanta)  Voy a mi recamara a descansar un rato. (Se dirige a su recamara. Se acerca a la mesa de noche, toma la muñeca, se dirige a su armario, saca la caja de madera y se sienta en la cama)  Muñequita Quitapenas,  gracias por tu ayuda, todo salió bien.  Ahora te guardare en esta cajita de madera, y te buscare de nuevo cuando vuelva a tener preocupaciones.  Duerme por ahora, pequeña amiga.  (abre la caja y coloca adentro la muñequita  Cierra la caja, la coloca adentro de su armario, cierra la puerta del armario, y sale del escenario).)

 

 

FIN

 

Autor:  K I D S I N C O

 

 

Presionar aqui para leer guiones de Kidsinco en Español

 

Presionar aqui para leer guiones de Kidsinco en Ingles

 ¡Gracias por visitar Kidsinco Free Playscripts for Kids!