AKITSINI

Posted By Kidsinco
Categorized Under: 03 characters, Playscripts, Playscripts in Spanish
Comments Off on AKITSINI

© AKITSINI

– Este libreto tiene Derechos de Autor.

 

–  El autor de este libreto es Eduardo Bravo Macias

 

–   Este libreto completo, ni extractos de este libreto, podrán publicarse o distribuirse en ninguna otra página web, blog, o foro, sin el consentimiento escrito de su autor.  Para solicitar autorizacion escribir a: ebravomac@gmail.com

–   Este libreto completo, ni extractos de este libreto, ni el NOMBRE ORIGINAL de este libreto, podra publicarse en ninguna otra pagina web, blog, o foro, BAJO OTRO NOMBRE de autor, que no sea el de su autor original: Eduardo Bravo Macias.


– El autor autoriza a que se realicen las adaptaciones al libreto que se ajusten a las necesidades de los realizadores, siempre y cuando se respeten los nombres de los personajes y su origen.


– El autor autoriza a que se realicen reproducciones impresas de
l libreto para su estudio, no para su venta.


– El autor autoriza a que se realice esta obra en su escuela, salón de clases, teatro, comunidad, etc. y agradecerá envíen fotos y reseña de la puesta en escena a: ebravomac@gmail.com

 

AKTSINI

Escrito Por:

EDUARDO BRAVO MACÍAS

Inspirado en relatos totonacos

(c) MÉXICO, 2012 ebravomac@gmail.com

 

 

ACTO 1

 

Escena 1

 

La Sierra Norte de Puebla. Una cañada arbolada que desemboca en una cueva que, a su vez, conduce a una casa de piedra, que recuerda un templo prehispánico totonaco (por ejemplo, Tajín oYohualichan)

Entra AKTSINÍ, un niño pequeño, ataviado con un taparrabo sin adornos, orejeras de semillas y un collar de caracoles muy sencillo. En la cabeza lleva un gorrito que recuerda las “Caritas Sonrientes” de las culturas del Golfo. Aktsiní se detiene ante la cueva y mira maravillado al interior. Curioso, se asoma. Entra de puntitas y mira fascinado la casa construida dentro de la cueva.

 

AKTSINÍ: ¡Qué bonita casa!… pero ¡qué raro! ¿Quién vivirá dentro de una cueva? (olfatea con agrado) ¡Ah, qué rico huele! ¡Y con el hambre que tengo!

 

Aktsiní busca por la cueva hasta encontrar una OLLA DE BARRO.

 

AKTSINÍ: ¡Qué ricos frijoles! Ah, si tuviera unas tortillas, me haría unos tacos que… ¡Eh! (pone atención y escucha hacia la entrada de la cueva) ¿qué es eso?… ¡Tengo que esconderme!

 

Escena 2

 

Entran LOS RAYOS, una pareja de ancianitos ataviados como sacerdotes prehispánicos totonacos (buscar referencias en Museo Amparo y Museo deAntropología de Xalapa).

Ambos llegan tranquilamente, ella con un cántaro de agua y él con un atado de leña. Con cuidado, colocan su carga en el suelo de su casa y se miran, sonrientes. Ante ellos, AKTSINÍ está torpemente escondido, con medio cuerpo salido tras unos muebles.

 

ANCIANA RELÁMPAGO:  (divertida)  ¡Quién será ese!

 

ANCIANO RELÁMPAGO: Pues no sé… Pero así como que muy bueno para esconderse no es.

 

AKTSINÍ:¡ Oh! Ya me descubrieron… ¡perdón! ¿son los dueños de esta cueva? ¿cómo se llaman?

 

Aktsiní sale de su escondite y apenado se dirige ante los ancianos.

 

ANCIANA RELÁMPAGO: Somos la Señora y el Señor Relámpago… Y tú, ¿cómo te llamas, niño?

 

AKTSINÍ: Me llamo Aktsiní. Soy muy pobre, no tengo mamá ni papá y ando en busca de un lugar para vivir.

 

ANCIANO RELÁMPAGO: ¡Pobrecito! Seguro que has de tener frío.

 

ANCIANA RELÁMPAGO: Y hambre…

 

AKTSINÍ: ¿Puedo quedarme a vivir con ustedes? ¡Su casa es muy bonita! Yo podría trabajar para ustedes si me dejan

vivir aquí.

 

Los ancianos se miran. Tras unos segundos sonríen y asienten. Abren los brazos y Aktsiní corre a abrazarlos.

 

ANCIANA RELÁMPAGO:  ¡A partir de hoy podrás vivir aquí!

 

ANCIANO RELÁMPAGO:  Vamos, Aktsiní. Te vamos a dar algo de comer y luego te vamos a preparar un lugar para que descanses.

 

AKTSINÍ:  ¡Gracias!

 

TELÓN

 

ACTO 2

 

Escena 1

 

Se escuchan grillos y aves nocturnas unos segundos. Se escucha el canto de un gallo. Se abre el telón. AKTSINÍ se despierta sonriente, en un petate. Se quita la cobija y acomoda su lecho. Los ANCIANOS RELÁMPAGOS ya están de pie y mientras él acomoda unos bultos en su mecapal, ella termina de calentar una bebida en el brasero.

 

ANCIANA RELÁMPAGO:  ¡Buenos días Aktsiní! ¿Qué tal dormiste?

 

AKTSINÍ:  ¡Buenos días, Señora y Señor Relámpago!

 

ANCIANO RELÁMPAGO: Ya nos vamos. Hoy tenemos que salir muy temprano, pero te vamos a encargar la casa.

 

ANCIANA RELÁMPAGO: Aquí te dejo un atole para que desayunes. Mira: aquí te dejo esto para que hagas la comida. Nosotros regresamos como a medio día. ¿de acuerdo?

 

La anciana le da a Aktsiní un frijol rojo. Aktsiní lo mira sorprendido e incrédulo. Los ancianos se despiden y salen.

 

Escena 2

 

Aktsiní permanece inmóvil, viendo el frijol.

 

AKTSINÍ: Pero… ¡un frijolito! ¿a poco con un frijolito vamos a comer todos? (busca alrededor y encuentra un costalito con frijoles. Toma un puño y lo pone en la olla. Contento, asiente y lo pone sobre el brasero.)

 

De pronto, la olla comienza a arrojar frijoles en todas direcciones. ¡Inunda la cueva con frijoles! Aktsiní corre sin saber qué hacer: intenta tapar la olla con la mano, pero es inútil. Con dos manos: tampoco…

 

 AKTSINÍ: ¡Ay! ¡Qué hago! ¡Estos frijoles son mágicos! ¡Los Señores Relámpago se van a enojar conmigo!

 

Escena 3

 

Los ancianos regresan y dejan caer su carga, mientras miran perplejos a Aktsiní correr por toda la cueva intentando detener los frijoles que no dejan de salir de la olla. La ANCIANA RELÁMPAGO aplaude y de inmediato los frijoles dejan de brotar de la olla. El ANCIANO RELÁMPAGO se lleva ambas manos a la cabeza mientras mira perplejo el desastre en su casa.

 

AKTSINÍ:¡Perdón….!

 

ANCIANA RELÁMPAGO: ¿Pero qué hiciste, Aktsiní?

 

ANCIANO RELÁMPAGO: ¡Un desastre! Eso es lo que hizo.

 

AKTSINÍ: ¡Es que… yo pensé que…!

 

ANCIANA RELÁMPAGO: ¡Un frijol! ¡Sólo tenías que poner un frijol! ¿Por qué eres tan desobediente?

 

AKTSINÍ: (llorando) ¡Perdón! Yo no quise causar problemas…

 

ANCIANA RELÁMPAGO: Está bien, está bien…

 

La anciana abraza al niño y lo consuela, pero el anciano continúa boquiabierto descubriendo nuevos desastres en su casa.

 

ANCIANO RELÁMPAGO: Bueno, Aktsiní… Ahora sí que vas a tener trabajo. Vamos a tener que salir de nuevo, pero cuando regresemos la casa tiene que estar limpia. ¿entendido?

 

Aktsiní asiente. La anciana le da unas palmaditas en la espalda para tranquilizarlo y se aproxima al anciano a la puerta de la cueva.

 

ANCIANA RELÁMPAGO: ¡Ah! Pero ten cuidado. En ese rincón hay algo muy importante que no debes tocar. ¿Queda claro?

 

ANCIANO RELÁMPAGO: ¡No se te ocurra siquiera acercarte!

 

Aktsiní asiente. Los ancianos dan un par de pasos hacia afuera y se detienen. Al mismo tiempo, se voltean a verlo y le dicen, con un dedo amenazante:

 

ANCIANA RELÁMPAGO: ¡No te acerques!

 

Los ancianos salen.

 

Escena 4

 

Aktsiní comienza a levantar los frijoles y a guardarlos en el costal. De pronto mira al rincón que le señalaron los ancianos. Se frota las manos con nerviosismo.

 

AKTSINÍ: No… me dijeron que no me acercara… que no… que no… que no… ¡Ah, no puedo aguantar!

 

Aktsiní corre hacia la esquina en donde encuentra un CETRO DE MADERA ADORNADO CON LISTONES DE COLORES, CON FORMA DE RELÁMPAGO. Aktsiní la levanta asombrado. Es magnífica.

 

AKTSINÍ:¡Ah, qué bonita!

 

Comienza a saltar y hacer ademanes con el cetro. A cada golpe fingido que lanza se escucha UN TRUENO.

 

AKTSINÍ: ¡Eh! ¡Yupiiii! (sigue correteando por la cueva y lanzando golpes.)

 

El ruido de truenos se suma al de una tormenta cada vez mayor, pero Aktsiní continúa divertido saltando, haciendo piruetas y lanzando truenos.

 

TELÓN

 

 ACTO 3

 

Escena 1

 

El ruido de los truenos y la tormenta es espantoso. Entran los ANCIANOS RELÁMPAGO, completamente empapados, escupiendo agua y limpiándose la cara para poder ver.

 

ANCIANO RELÁMPAGO: ¡Lo hizo!

 

ANCIANA RELÁMPAGO: ¿pues para qué le dijiste dónde estaba el Cetro de la Tempestad?

 

ANCIANO RELÁMPAGO: ¡para que no lo fuera a… (se rasca la cabeza) Sí, ¿verdad?… No debí haberle dicho nada.

 

ANCIANA RELÁMPAGO: ¡Aktsiní! ¡Aktsiní! ¡Detente!

 

ANCIANO RELÁMPAGO: ¡Chamaco travieso! Deja de jugar con eso. ¡Vas a acabar con el mundo!

 

Escena 2

 

Entra Aktsiní: grita, salta, da vueltas y brinca con el cetro. El ruido de la tormenta es pavoroso. Está tan concentrado en su juego que no hace caso a los ancianos.

 

ANCIANA RELÁMPAGO: ¡Aktsiní, ya! ¡Detente!

 

ANCIANO RELÁMPAGO: ¡El chamaco está tan distraído jugando que ni nos escucha! vamos a detenerlo.

 

Los ancianos intentan detener a Aktsiní, pero éste se escabulle.

 

ANCIANO RELÁMPAGO: ¡Es demasiado rápido! ¿Qué hacemos? ¡Tenemos que detenerlo antes de que destruya el mundo entero con la tormenta!

 

La anciana piensa un instante y después sonríe.

 

ANCIANA RELÁMPAGO: ¡Ya sé! Usemos estos cabellos que me regaló la Señora del Monte. Si lo amarramos con éstos, jamás se podrá escapar.

 

ANCIANO RELÁMPAGO: A ver…

 

Toman unas piolas que saca la anciana de su morral. Esperan a Aktsiní y lo enredan con ellas. Aktsiní cae al suelo, sorprendido. La tormenta se detiene de pronto.

 

AKTSINÍ: ¡No, déjenme! ¡Estaba muy divertido!

 

ANCIANA RELÁMPAGO:¡ Mira lo que has hecho! Ese es el Cetro de las Tempestades… Nosotros lo hemos cuidado durante siglos para evitar un desastre y ahora vienes tú y mira…

 

Los tres miran alrededor, preocupados.

 

ANCIANO RELÁMPAGO:  Deslaves, inundaciones… ¡has traído un desastre enorme, Aktsiní! ¡Dame eso!

 

Le arrebata el Cetro y lo guarda en su morral.

 

AKTSINÍ: ¡No! ¡Suéltenme!

 

ANCIANA RELÁMPAGO: No Aktsiní… Ahora serás castigado. ¡Vamos!

 

Los ancianos cargan a Aktziní y salen. Aktsiní continúa gritando y pidiendo que lo suelten.

 

Escena 3

 

Entra la NARRADORA, vestida a la usanza totonaca contemporánea.

 

NARRADORA: Y así, los relámpagos echaron a Aktsiní amarrado al fondo del mar. Se cuenta que los pescadores que pasan por la región en donde lo tiraron, escuchan su voz que les pregunta qué día es… Dicen que quiere saber si ya es el día de su cumpleaños… pero nadie le dice… nadie puede decirle, porque si se entera, se pondría loco de contento y saldría del mar de nuevo a crear un nuevo desastre y con eso, acabaría el mundo…

 

Fin

 

Autor:  Eduardo Bravo Macias

 

Obras de Eduardo Bravo Macias:  El Rescate de la Luz,     La Caza de Kaa

 

Presionar aqui para leer mas obras de Kidsinco en Espanol

 

¡Agradecemos Su Visita!