El Niño de la Selva

Posted By Kidsinco
Categorized Under: 30 characters, Playscripts
Comments Off on El Niño de la Selva

The Boy in the Jungle_tiger_lion_snake_monkey_boy_jungle


Presionar aqui para leer este guion en Ingles: THE BOY IN THE JUNGLE

Este guion “EL NIÑO DE LA SELVA ” ni ningun otro guion publicado en este sitio web Kidsinco.com esta a la venta, y no  deberan republicarse totalmente o parcialmente  en ningun otro sitio web, blog, o foro.   Si desea compartirlos, le agradeceríamos colocara un vinculo/liga/link hacia nuestro sitio web: Kidsinco.com

 

 

Favor de leer nuestras  Condiciones de Uso

 

 

 

EL NIÑO DE LA SELVA

 

 

 

Personajes:

 4 Hombres acampando

Tigre

Mama loba

5 Lobitos

Niño

Pantera

Oso

Elefante

Jirafa

Cebra

Rinoceronte

Águila

Serpiente

Conejo

Chango Chistoso

5 Changos

2 Narradores


 

GUION:


 

Narrador: Una noche en medio de la selva reinaba un gran silencio, que fue roto por el estremecedor rugido del Tigre feroz. (Rugido ) Aquella noche en que rondaba un campamento de hombres situado a la orilla de la selva, había visto a un niño que le había despertado su apetito.


 

Tigre: ¡Mmm! me lo tengo que comer.


 

Narrador: El niño ya se había desplazado por una colina hasta la entrada de la  cueva de los lobos. Enseguida que lo vio Mamá loba lo tomo muy delicadamente entre sus fauces y lo llevó con sus cachorros como uno más de la familia.


 

Mama loba: Trata de estar quieto y tranquilo porque el tigre cuenta con un olfato muy sensible y de seguro no ha de andar muy lejos de aquí.


 

Narrador: Al poco rato, el tigre se presento en la entrada de la cueva.


 

Tigre: ¡Mamá loba …te ordeno que me entregues al cachorro de hombre!


 

Mama loba: ¡Nunca!


 

Narrador: Entonces el tigre comprendió la furia con que protegía a sus cachorros.  Prefirió retirarse jurando vengarse algún día.


 

Tigre: ¡Algún día me vengare de ti!


 

Narrador: La loba cuido al pequeño como otro de sus lobitos, lo enseño a aullar como un lobo (aullidos de lobos), y le dio todos los conocimientos que necesitaba.   Cuándo el niño creció Mamá loba le dijo que se hiciera de nuevos amigos, lo llevó con ellos y le dijo.


 

Mamá loba: Ella es la pantera negra, el es el gran oso y el es el elefante valiente.


 

Narrador: La pantera, el oso, y el elefante fueron los nuevos tutores del niño y lo enseñaron  a escuchar y a entender todos los lenguajes de la selva. (Sonido del oso, Barritar del elefante, Rugido de la pantera). También lo enseñaron a amar y respetar a todos los animales de la selva desde el más pequeño hasta el más grande. Ellos comenzaron a divertirse teniendo jornadas de estudio, así como ratos de recreo con otros animales (Jirafa, Cebra, Rinoceronte, Conejo, Aguila, Serpiente)


 

Narrador: El niño le pregunto al Águila.


 

Niño: Oye Águila … ¿como es la vida allá arriba en el cielo?


 

Águila: Maravillosa, me ayuda a visualizar algunas de mis presas para poder alimentarme.


 

Narrador: Y luego preguntó a la Serpiente.


 

Niño: ¿Cómo pasa el tiempo una boa cómo tú?.


 

Serpiente: Me gusta tomar el sol sobre las rocas y descansar mucho.


 

Narrador: Después pregunto a la jirafa.


 

Niño: ¿Qué haces tú para crecer tanto?


 

Jirafa: No lo sé, mis padres dicen que así somos las jirafas… pero por las tardes me reúno con mis padres a comer las deliciosas hojas de los árboles… que ningún otro animal alcanza.


 

Narrador: Le pregunto a la cebra.


 

Niño: ¿Tu qué haces para divertirte?


 

Cebra: Corro por toda la selva para que nadie me alcance… pero … ¡tú eres muy extraño y pequeñito!


 

Narrador: Le pregunta al rinoceronte.


 

Niño: ¿Por qué tienes un cuerno tan grande?


 

Rinoceronte: Porque me ayuda a defenderme de los animales más grandes cuando quieren atacarme.


 

Narrador: Por último se dirigio al conejo.


 

Niño: ¿Qué comes tu para saltar alto y ser muy rápido?


 

Conejo: Como muchas zanahorias y hago ejercicio todos los días.


 

Niño: Bueno ya es tarde tengo que regresar a la cueva…nos vemos mañana…que  se diviertan y descansen.


 

Narrador: Así transcurrieron  varios días.  Cierta vez cuando el niño descansaba  tranquilamente en la selva  se le acerco un chango muy chistoso diciéndole.


 

Chango Chistoso: ¡Hola! ­ ¿Quién eres?


 

Narrador: Sin esperar respuesta, el chango comenzó a dar marometas y brincos como loco para ganarse toda la atención del muchachito. El niño comenzaba a divertirse cuando llegaron más changos a su encuentro. Después uno de los changos tomando la mano del niño, comenzó a llevarlo por las lianas hasta llegar a la antigua ciudad abandonada, donde lo hicieron prisionero. Como el niño era de diferente color a los changos fue visto desde las alturas por el águila, quien a la velocidad de un rayo busco a los amigos del niño, para avisarles que había sido hecho prisionero por los changos. Todos los amigos del niño organizaron un grupo de rescate, y pensando en la amiga serpiente a quien temían tanto los changos, fueron en busca de ella.


 

Pantera: ¡Hola! ¿Hay alguien en casa?


 

Serpiente: Si, si aquí estoy.  ¿Qué pasa?


 

Pantera: El niño ha sido atrapado por los changos, necesitamos de tu ayuda para salvarlo.


 

Serpiente: ¿Dónde está?


 

Elefante: En la antigua ciudad.


 

Serpiente: Vamos.


 

Narrador: Al llegar a la ciudad abandonada, descubrieron al pobre niño como prisionero de los changos. La Serpiente salió al encuentro de los changos y mientras los hacía correr de un lado a otro, el Oso y el Elefante liberaron al niño. Todos estaban festejando la victoria cuando inesperadamente se presentó el tigre feroz diciéndole al niño.


 

Tigre: ¡Al fin te vuelvo a encontrar y eres mío!


 

Narrador: El tigre de un poderoso salto se arrojo sobre el niño para devorarlo, pero la Pantera se interpuso a tiempo para salvarlo evitando que  sufriera algún daño.  El Oso, el Elefante y la Serpiente se acercaron silenciosa y lentamente, y con un rugido muy potente dijo la pantera.


 

Pantera: (Rugido) Eres más fuerte que cada uno de nosotros pero ahora somos cuatro  contra ti.


 

Narrador: Los cuatro se lanzaron sobre Tigre, lo maltrataron tanto que este huyo de la selva, jurando no volver jamás.


 

Tigre: ¡Nunca regresare!


 

Narrador: A partir de entonces  el niño y sus amigos vivieron en paz y fueron muy felices.


 

Fin


 

Autor:  Rudyard Kipling – El Libro de la Selva – Cuento de Dominio Publico


 

Adaptado por:  Profra.  Adriana Guadalupe García Cortes


 

Publicado por:  K I D S I N C O con autorizacio de la Profra. Adriana Guadalupe Garcia Cortes


Presionar aqui para leer mas guiones de Kidsinco en Español

 

Presionar aqui para leer guiones de Kidsinco en Ingles

 

¡Gracias p

or visitar Kidsinco Free Playscripts for Kids!